jueves, 6 de abril de 2017

Naturaleza y volcanes en Isla Omepete, Nicaragua

El volcán Concepción de 1610 m. de altura
Durante mi reciente viaje a Centroamérica tuve ocasión de visitar la isla de Omepete, en el lago de Nicaragua. Omepete quiere decir en náhuatl dos montañas, aludiendo a los dos gigantescos volcanes que la forman: el Concepción y el Maderas. Es una isla relativamente grande de unos 276 km cuadrados y la habitan casi 35.000 personas distribuidas en una decena de pueblos. Como el resto del país no es un lugar muy turístico, al menos no todavía, y tiene uno de los paisajes naturales  más hermosos que uno pueda contemplar por estas tierras. El enorme lago de Nicaragua o Cocibolca, es una de las mayores reservas de agua dulce de America y si son ciertos los rumores de que se está planeando construir un nuevo canal de Panamá que pasaría directamente por este lago, tanto la isla como el lago y todo su ambiente natural se verían claramente perjudicados. Los habitantes de la isla creen que los rumores son totalmente ciertos -ya existe el acuerdo secreto para la concesión del nuevo canal a los chinos, dicen- y parecen resignados a su destino. Esperemos que no sea cierto.


Volcanes Concepción (1610 m.) y Maderas (1394 m.)

Explorar los paisajes naturales y los numerosos petroglifos precolombinos que se encuentran en la isla, subir a los volcanes y bañarse en el lago son algunas de las actividades que se pueden realizar para disfrutar de la visita. La subida al volcán Maderas (1394 m.) es una excursión extenuante que se realiza con un guía y durante la cual puedes contemplar la selva tropical húmeda con su exuberante vegetación de gigantescos árboles cubiertos de musgos y bromelias. El volcán se considera extinto y guarda en su interior un lago rodeado de extensa vegetación. En cuanto al volcán Concepción que se ve en la fotografía de abajo es uno de los volcanes más piramidales y perfectos que uno pueda ver. Ha estado expulsando lava repetidamente desde hace bastantes siglos y la ultima erupción tuvo lugar en el 2005. Sus laderas son más abruptas y de vegetación más escasa y seca. Ambos volcanes se ven desde casi cualquier parte de la isla.
 
El volcán Concepción desde el lago Nicaragua o Cocibolca.
La isla vive en gran medida de la ganadería, la agricultura y la pesca, aunque el turismo comienza ya a ser una importante fuente de ingresos. El lago es una paraíso para la observación de aves y también se pueden ver algunos pequeños jardines en hoteles o fincas privadas. Una pequeña parte de la isla es reserva natural y la vegetación varía enormemente según se sube en altura. Espero que os gusten estas fotos.
Árboles a la orilla del lago.

Al atardecer, ganado bebiendo en el lago.

Garza blanca pescando en la orilla.

El lago tiene playas de arena gris y pequeñas olas, como si fuera un mar.
Spathodea campanulata (tulipero del Gabón) un árbol con unas grandes flores anaranjadas, muy comun en la isla.


Markhamia lutea. El Tulipero amarillo es otro pequeño árbol de la familia de las Bignoniaceaeas con una floración espectacular.
Tabebuia rosea. El Roble de sabana tiene una espectacular floración de color rosa y es muy común en toda la isla.

Paisaje de Selva nubosa en la subida al volcán Maderas
 Ficus en la subida al volcán Maderas.
Ceiba pentandra, uno de los gigantes de la selva tropical, de 60/70 m. de altura

Al inicio de la subida.

Bromelia.

Arboles cubiertos de bromelias y musgos.

Lianas colgantes.

Gigantesco helecho tropical. (Cyathea arbórea)

Psychotria elata. la flor del beso, es una planta nativa que crece en el sotobosque. Abajo, al lado de un enorme Ficus.


En la subida al volcán Maderas se ven retazos de la isla.

Camino embarrado y árboles cubiertos de líquenes y helechos en la subida al volcán.
La majestuosa silueta del volcán Concepción enmarcado por la vegetación.


Maraña de raíces y plantas en el sendero.

El lago en el interior del volcán, rodeado de espesa vegetación.

Este arbusto creciendo en el interior del cráter parece de la familia de las Tibouchina que son originarias de Centroamérica, aunque no estoy totalmente seguro.


En la foto se ve el istmo de tierra de unos pocos kilómetros  que separa ambos volcanes.



Pequeño jardín en la finca de la Magdalena por la que hay que pasar para la subida al volcán Maderas.





Arbusto de Ixora coccinea.


Esta gramínea de gran tamaño se planta como forraje. Creo que es el Pennisetum setaceum rubrum.
Una última foto del volcán Concepción al atardecer.

Al otro lado de la isla el volcán Maderas en medio de idílicos prados.

5 comentarios:

  1. Magnífico reportaje. Si yo he disfrutado con las fotos y los comentarios, me imagino lo que debe ser estar ahí y vivirlo. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario Mónica. Es un placer compartir estos paisajes con todos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. no se si comentar educadamente o ponerte a bajar de un burro por la envidiaaaaaaaaaaaaaaaa jejejeje

    Un lugar de pelicula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mario, a mi incluso me recuerda Asturias, aunque esté en el trópico.
      Saludos

      Eliminar
    2. mmm sin cabrales o gamoneu, sin cachopo o un buen chuleton de xata roxa... mmmmm pero vale ponme un gaitero bajo los cocoteros y te lo compro como asturias jijijijij

      Eliminar