miércoles, 26 de abril de 2017

Pinceladas caribeñas en Bocas del Toro, Panama

 
Continuando con mi reciente viaje a Centroamérica quiero dar a conocer en esta entrada el archipiélago de Bocas del Toro en Panamá. Está formado por un grupo de islas, todavía no muy explotadas a nivel turístico, y que muestran una naturaleza aún en estado semisalvaje, una mezcla de cultura caribeña producto de la convivencia, durante siglos, de la población nativa con descendientes de esclavos negros traídos por los ingleses, además de conquistadores españoles, piratas franceses, etc. Esa mixtura también la encontramos en el lenguaje Guari-Guari -un "patois" mezcla de inglés, francés, español y  vocablos de los indios  Guaymíes-, en la arquitectura, en la comida, en las costumbres, etc.

Arboles de papaya -Carica papaya-  delante de un casa.

Estas islas fueron "descubiertas" por Cristóbal Colón en su 4º viaje en 1502. No se sabe con certeza el origen de su nombre aunque algunos refieren que éste deriva de un peñasco en forma de toro que Colón vio en isla Bastimentos, otros que fue por el mugido de las olas al chocar contra los peñascos. El archipiélago lo forman una media docena de islas y la mayor de éstas recibe el nombre de isla Colón. Durante siglos fueron refugio de piratas y lugares de abastecimiento y reparación de navíos. En los principios del siglo XX las islas tuvieron unos años de esplendor con el cultivo de bananos y la exportación de cocos. Allí se fundó la United Fruit Company, la mayor compañía de esa época, pero eso no duró mucho y cuando el cultivo se trasladó a tierra firme las islas entraron en decadencia durante un largo tiempo. Hoy el turismo comienza traer un poco de riqueza a una economía principalmente basada en la agricultura y la pesca. Sin duda lo más interesante de este conjunto de islas es el Parque Nacional Marino Isla de Bastimentos creado en 1988, que incluye parte de esta isla y varias islas menores y cayos. Aquí se puede apreciar una forma de vida sostenible, naturaleza muy cuidada, arrecifes de coral  y preciosas playas. Por suerte aún no han llegado los grandes grupos hoteleros así que aún se puede disfrutar de cierta tranquilidad,  de aguas transparentes, y de ese ambiente caribeño donde el tiempo no es "la medida de todas las cosas".


Niños en el embarcadero de Old Bank, isla Bastimentos

Población de Old Bank en isla Bastimentos.

 

En las pequeñas poblaciones de las islas las casas se construyen de madera y se pintan en colores vivos. Muchas se asientan sobre pilotes de troncos de coco, a veces sobre el mismo agua. Algunas tienen pequeños jardines semisalvajes delante. Las plantas más comunes son muy similares a las que he puesto en otras entradas. No quedan grandes extensiones de selva sino más bien un exuberante  bosque "siempre verde" formado por cocoteros, palmas de diferentes tipos, árboles de caoba, tabebuias, etc. En las zonas inundables abundan los manglares, esos árboles semisumergidos tan importantes para el ecosistema. Aquí os dejo unas pinceladas del paisaje y la vegetación.


Típica pensión con jardín frontal en Old Bank.

Casa con jardín en Old Bank.

Vista de la bahía de Old Bank, isla Bastimentos.

Cabaña y jardín en el Parque nacional de isla Bastimentos.

Jardines semisalvajes en isla Bastimentos con Alpinias y otros arbustos.

Otro jardín cerca de "Red Frog beach" con Colocasia esculenta en el sendero de entrada, Alpinias, Bananos ornamentales, etc.

Otra foto del mismo jardín.
Cabaña  para la recogida de cocos en Cayo Zapatilla.

Vegetación  en Cayo Zapatilla, una pequeña isla deshabitada que forma parte del parque nacional

Bromelias creciendo en los arbustos y árboles del parque.


 
Cocoteros colonizados por bromelias.

 
Palafitos en Isla Bastimentos.

Embarcaderos en Isla Colón.

Playa de la "ranita roja" en isla Bastimentos.

 

Casas en Old Bank.

Pensión en isla Colon con un jardín interesante.

Cocoteros y bromelias.

Camino a Playa de las estrellas, isla Colon.

Manglares.

Típica vegetación cerca de la costa: Cocoteros y Tabebuias rosa.
Cocoteros en el camino a la Playa de las estrellas, Isla Colón.


2 comentarios:

  1. Ajardinar en esos lugares tienen que ser una locura con lo que se desarrolla la vegetación ¿quien necesita un jardín con esa vegetacion exhuberante?
    Al ver estos lugares me vienen una y otra vez imagenes a la cabeza de un viaje hace ya unos años a las antillas francesas...

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, por eso andan todo el día con el machete en la mano. Yo los llamo más bien jardines semisalvajes y son muy agradables. Cuando tratan de hacer un jardín europeo es cuando la cosa parece muy amanerada y como fuera de lugar.
    El Caribe tiene un encanto especial, sin duda.
    Saludos

    ResponderEliminar