lunes, 15 de julio de 2019

Jardín Botánico de Madeira, Funchal.



Vista del parterre central del Jardín Botánico de Madeira.


El Jardín Botánico de Madeira es uno de esos jardines bien conocidos en el circuito turístico de amantes y aficionados de la jardinería, especialmente en el mundo de habla inglesa, donde son frecuentes los viajes organizados tan solo para visitar jardines y, ciertamente, la isla de Madeira cuenta con un puñado de jardines dignos de una visita.

Bromeliáceas.
En un principio este jardín, al igual que muchos de los jardines de esta isla, perteneció a una finca privada, propiedad de la familia Reid: Quinta do Bom Sucesso. La finca fue comprada por el gobierno de la isla, que estaba buscando un lugar donde albergar su colección de plantas y, finalmente, tras varios años de trabajo, la colección de plantas se abrió al público en 1960 como Jardín Botánico. La finca, situada en una empinada colina a pocos kilómetros de la ciudad de Funchal, es un lugar ideal para el cultivo de cientos de plantas de todo el mundo debido a su orografía, régimen de lluvias y temperatura. Como en casi gran parte de la isla, aquí crecen con la misma facilidad plantas de los desiertos de América, plantas tropicales, semitropicales o las de clima templado. Creo que lo mejor del jardín, además de sus vistas sobre el mar y la ciudad, es su colección de plantas crasas y cactus. También alberga una buena colección de plantas endémicas de la zona, palmáceas, orquídeas, plantas epífitas y muchas otras de diferentes países. El jardín botánico también presta gran atención a la estética paisajística con buenos arriates y composiciones de plantas de gran colorido que cambian con cada estación.

Parterre central de Iresine con la casa de la finca, al final.
Es un jardín para visitar con tiempo, ya que se hace duro la caminata por las diferentes y empinadas terrazas. A la entrada hay una mansión del siglo XIX que alberga una buena colección de botánica, geología y zoología. Dependiendo de la época se pueden contemplar centenares de azaleas y camelias en flor, aunque eso solo al principio de la primavera. El resto del año son muchas otras plantas las que van alternando floraciones y manteniendo el interés de la visita. Una de sus parterres más conocidos es una gran composición geométrica a base de Iresine herbstii, una planta originaria de Brasil de la familia de las Amarantácea, que va contrastando entre sus colores magenta y amarillo-verdoso. La composición se mantiene impecable a lo largo de todo el año como un gran mosaico. Destacan también sus composiciones con plantas crasas, su jardín de cactus y sus árboles Drago. El jardín es fácilmente accesible bien en autobús o en el teleférico, que se puede coger en la misma bahía, en el centro de la ciudad y que ofrece unas vistas espectaculares sobre la bahía y la ciudad de Funchal. Sin duda un lugar que uno no debe perderse si se visita esta isla. Aquí os dejo unas fotos de esta visita.
Vista de la ciudad de Funchal y el mar desde el jardín de Cactus.

Jardín de Cactus y Plantas crasas.



Opuntias y otras Cactáceas,






Bonita composición con Opuntias y plantas crasas.

El jardín está distribuido en decenas de terrazas comunicadas a través de escaleras y senderos.


Pequeño estanque en el parterre central con Papiros y Nenúfares.


Composición sobre el aniversario del Jardín Botánico.



Bancales geométricos con Iresine herbstii.

Terrazas y miradores con plantas crasas y Vivaces.

Preciosa Beaucarnea recurvata  en medio de Bromelias y Lampratus reptans.

Vista de la ciudad y de la autopista desde el jardín.

Bancales en terraza con plantas crasas originarias de la isla.





Jardín con arbustos recortados.



Jardín de Palmáceas.

Arboles Dracaena draco, comunes también en las islas Canarias.

Jardín de plantas acuáticas.

Un ejemplar de hoja tricolor de Adelpha (Nerium Oleander)
Estanque.



Arbusto llamado Ochna serrulata con unas curiosas bayas.

Agapantos variegados, muy novedosos.



Precioso nenúfar en uno de los estanques.

Lampratus reptans en flor en el jardín de Bromelias.












Ananas comosus.


Bromelias en flor.


3 comentarios:

  1. Preciosos jardines y preciosas vistas, muy a tener en cuenta estos jardines amigo José.
    Un abrazo y buenas vacaciones.

    ResponderEliminar
  2. -Gracias Fernando. Sin duda es un jardín botánico realmente interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Beautiful.
    www.rsrue.blogspot.com

    ResponderEliminar