miércoles, 6 de septiembre de 2017

Pueblos de Aller: Llanos


 
Casas de Llanos arracimadas sobre la ladera a la orilla del río Aller.
Muy cerca de “La Barrosa”,  en la carretera que va de Collanzo al puerto de San Isidro se encuentra Llanos, uno de esos pueblecitos en los que rara vez uno se detendría porque, a primera vista, no hay nada que destaque en ese grupo de casas arracimadas en la ladera de la  montaña, a la orilla del río Aller. Ni siquiera tiene una pequeña iglesia de espadaña triangular como la mayoría de los pueblos de los alrededores, ni una casona de recias piedras talladas como en los pueblos vecinos. Nada. Tan solo un grupo de casas y hórreos amontonados, ocupando el menor espacio llano posible, sin duda con la intención de preservar el escaso terreno fértil a la orilla del río para el cultivo y el mantenimiento del ganado. Y eso a pesar del nombre: Llanos.
Antiguo camino del Ende por la margen derecha del río.
Hace unos pocos años, durante la remodelación de la carretera, un poco más abajo de Llanos, se descubrieron restos de una antigua iglesia y cementerio medieval lo que explicaría por qué Llanos no tiene una iglesia  propiamente dicha –tan solo una pequeña capilla de construcción reciente- y pertenece a la parroquia de Santibáñez de la Fuente. Las crecidas del río Aller debieron modificar a lo largo de los siglos la fisionomía y la historia del pueblo que pasaría a ser un barrio más de Santibáñez, quizás construido con posterioridad, y en un lugar fuera del alcance de las crecidas del río.
Hoy Llanos es solo una aldea más a la orilla del río, donde convive el abandono debido a la despoblación, con otras casas bien cuidadas y restauradas. Como muchos otros pueblos de la zona, si en 1850, según el Diccionario Geográfico de Madoz, tenía unos 178 habitantes y daba abundantes cosechas de casi todo, hoy apenas viven de forma permanente una fracción de los de entonces, pero si uno se adentra en el interior de sus retorcidas callejuelas  se encuentra detalles que nos hablan de un pasado rural laborioso y digno, con magníficos hórreos de grandes vigas de castaño y casas de buena factura de piedra con balcones y solaneras para secar los productos de la tierra. También buenas huertas, prados, bosques de castaño y un río de aguas verdes que desciende rumoroso de las montañas cubiertas de nieve en invierno

La aldea de Llanos a la orilla del río.





Matas de Lythrum salicarium en los márgenes del río.


Casas y hórreos conforman un espacio urbano de intensa tradición agrícola y ganadera.


La piedra de las casas y cuadras es de color amarillento y marfil, en su mayoría procedente del río.


Los bajos de los hórreos se han reutilizado para cocheras y almacenes.








Típica casa sin modificar con la solana y balcón muy deteriorados.



Línea de tres grandes hórreos seguidos en condiciones de mantenimiento aceptables.

 


Típica pared de "cebato" construida con ramas entrelazadas y argamasa.


Corredores y galerías son comunes en todas las casas. Se utilizaban para secar el grano y para guardar el calor en invierno.
 




Hórreo con añadido de galería probablemente para su uso como vivienda, algo bastante inusual.


Una pequeña ermita en la parte más alta del pueblo.


Pila de piedra utilizada como maceta. Antes se utilizaban para echar la comida de los animales.


Los exteriores de los hórreos siempre se utilizaron para secar el maíz o, como en este caso, la cosecha de cebollas.




 
 Esta columna piedra, reutilizada en un hórreo, parece indicar una procedencia muy diferente y probablemente más noble.



Dintel con cruz grabada en la piedra.


Típico corredor de madera en casas adosadas.

 
Una Althaea rosea pone una nota de color en el tejado


 
Hórreo bien pertrechado de aperos de labranza.


Vista de Llanos desde el río.
 

La carretera hacia el puerto San Isidro a su paso por Llanos.
 

4 comentarios:

  1. Qué delicia de pueblo! Me encantan las construcciones de vuestra zona y la vegetación que las rodea. Gracias por enseñarnos cosas tan bonitas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Fijate que los llanos (l.lanos o chanos o como se escriba en asturiano jejeje)en la zona de mis abuelos exite un pueblo llamado llano, y varios prados el chano, chano la cueva... nunca lo habia pensado hasta que las primeras veces que visite la aldea donde nació mi madre con mi pareja ella se dio cuenta que todos los "chanos" eran cuestos jejeje En una tierra donde todo es empinado cualquier zona que suavize la considerais llama jejejeje.

    Un lugar como todos los que nos muestras, que me retrotrae a mi infancia a esas cosas que se quedan grabadas a fuego cuando eres pequeño... GRACIAS

    ResponderEliminar
  3. En Asturias lo "llano" se acaba pronto y casi siempre se reservaba para el cultivo, así que los pueblos siempre en lo más cuesto.
    Saludos.

    ResponderEliminar