lunes, 30 de diciembre de 2019

Cambios estacionales en la Barrosa y una reflexión de final de año.


Anochece en la Barrosa (esta semana)

Los finales de año son siempre propicios para hacer resúmenes y para echar la mirada hacia atrás, tal vez descubrir errores y proponer mejoras en el jardín (o en la vida), o simplemente afirmarse en lo que uno lleva haciendo durante años que, mal o bien, es casi siempre resultado de su trabajo y expectativas, además de la inequívoca contribución de las estaciones: el clima que cada vez se hace más imprevisto.  Nadie como el jardinero para sentir que el tiempo y las estaciones ya no son como eran hace 20 o 30 años. Nadie como nosotros para sentir que el mundo está cambiando y tal vez no sea para mejor. Pero también nosotros sabemos que los cambios son inevitables y que lo que tenga que suceder sucederá. Después de todo, los seres humanos tal vez no seamos lo mejor que le ha ocurrido a este planeta. o tal vez si, quien sabe. Mientras, seguimos planificando para el próximo año, la próxima estación, porque es nuestra forma de expresar algo, lo que sea, que sabemos es beneficioso para todos. La naturaleza te atrapa, como te atrapa esta afición a la belleza de una hoja, un color o el pétalo de una flor. Hace casi 100 años Christopher Lloyd, uno de los mejores jardineros ingleses escribía estas palabras en el prefacio a su libro, citado abajo. Creo que, al menos para los que nos interesa la jardinería, tienen el mismo significado y valor que entonces. Las he traducido del inglés para que las podáis entender.


La jardinería es una de esas actividades creativas que produce una agradable sensación de bienestar y de logro. La jardinería tiene tantas posibilidades que incluso si todos empezáramos con terrenos de una forma parecida, es probable que el resultado final fuese totalmente diferente para cada uno. El temperamento y la forma de ser deciden si te inclinarás por cultivar algo que se puede comer, o algo a lo que se mira solo por placer; si nos concentramos en lograr la perfección en especímenes de plantas diferentes como los crisantemos o las cebollas, o si somos simplemente amantes de las plantas por si mismas, no importa su tamaño o sofisticación; si lo que nos fascina es relacionar las plantas unas con otras y con su entorno o si la propagación y la introducción de variedades nuevas es lo que realmente nos engancha.

Hay sitio para todos en las diferentes maneras de acercarse al mundo de la jardinería que nos pueden satisfacer y con las que podemos expresar nuestra forma de ser. El nuestro es un camino humilde. Es un arte y  además una artesanía que nos mantiene en contacto con la tierra, las estaciones del año y con ese complejo mundo de fuerzas interrelacionadas, ambas animadas e inanimadas, que llamamos Naturaleza. Es, sin duda, una ocupación humanizadora.

Christopher LLoyd “The Well Tempered Garden”. Preface. 1921

(Mónica, del blog Guía de Jardín, recomendaba este libro hace poco en una de sus entradas)

Navidad.

Y en este resumen se me ocurrió poneros unas fotos de las estaciones en la Barrosa. No ha sido un mal año. Las floraciones han sido numerosas y los colores significativos y, a pesar de la sequía, o la nieve a destiempo, las plantas se van adaptando a su entorno. Creo que el jardín madura un poco más cada año o se hace un poco más viejo, como yo mismo. Es la vida. A todos los que os acercáis a este blog espero que el próximo año nos traiga salud y nos de fuerzas para mantener esa ilusión de belleza y expectativas que tanta falta nos hace.

Aprovecho para despedirme durante un par de meses. Es tiempo de viajar y buscar otros lugares y paisajes donde el clima es más benigno y los días más duraderos.
Un abrazo a todos/as.

Primavera.


Tulipanes y Magnolia.


Cerezos.


Viburnum , Crataegum.


Magnolia Soulangena.


Narcisos.


Iris y Campanula.


Allium y Physocarpus.


Lupinos y Aquilegia,

Verano


Heliopsis y Dalia.


Delphinium y Rosas.


Heliopsis, Rudbeckia, Salvias.


Ornitogalum, Gaura, Salvias.


Echinaceas y Hemerocallis.


Lobelias y Echinaceas.


Gramineas y Callistephus chinensis.

Otoño


Evonimus y Acer palmatum.

Arces.

Arces y Gingko Bilowa.




Arces, Hortensias, Acebos.

Salvia farinácea.

Hojas en el estanque.

Hayas recortadas.
Invierno


Nevando en Marzo.

La nieve cubre los ramas de árboles y arbustos.

Los "huesos del jardín".









Plantas crasas bajo los aleros del porche.

Acer Palmatum Sango-kaku.

6 comentarios:

  1. Que decir de tu magnifico jardín que no haya dicho ya amigo José. En cualquier etapa de las que nos presentas son preciosas estampas dignas de las mejores postales. Pero estoy seguro que no te conformas y que algún cambio en mente debes de tener.
    Yo estoy contigo, el cambio climático es una realidad y que todavía no podemos saber exactamente en todo lo que nos pueda afectar.
    Bellas y muy acertadas palabras las de ese genio de Christopher Lloyd.
    Te deseo todo lo mejor para este nuevo año 2020 y que podamos seguir compartiendo esta grata y agradable afición por la jardinería y seguir disfrutando de tu precioso jardín.
    Un fuerte abrazo.
    ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan. Has sido uno de mis mejores lectores, con continuas palabras de ánimo y de entusiasmo. Esperemos que, el próximo año, sea al menos tan bueno como este y podamos seguir compartiendo esta afición, como tu dices tan "grata y agradable". Te deseo lo mejor a ti y a tu familia para el año que acabamos de empezar. A mi vuelta seguro que traigo alguna cosa nueva para compartir.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Feliz año, Jose Antonio! Gracias por citarme al hablar del libro de Lloid. Me encanta cuando llega el momento en que nos dices que te vas de viaje a recorrer mundo. Me entra una sensación extraña, puede que sea envidia, pero con satisfacción de saber que lo hace alguien a quien ya considero un amigo. Disfruta mucho y a la vuelta nos lo cuentas todo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras Mónica. Ten por seguro que cuando viajo y fotografío jardines o naturaleza siempre pienso que los visitantes de este blog van a compartirlo también. Es un placer seguir las evoluciones y conocimientos de jardinería que vamos acumulando y compartiendo en estos blogs unos pocos aficionados que, como bien sabes, comparándonos con otros países de nuestro entorno, somos aún demasiado pocos.
    Un abrazo y Feliz año para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso este recorrido por el jardín ¡se ve precioso en todas las estaciones! Me agrada saber que marchas de viaje a ver mundo, eso siempre es enriquecedor, aunque te echaremos de menos ¡no tardes!
    Te deseo buen viaje y un año nuevo lleno de felicidad para tì y los tuyos.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus siempre agradables comentarios, Montse. A la vuelta espero compartir con vosotros algunos jardines y paisajes nuevos. Te deseo lo mejor para el próximo año a ti y a tu familia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar