lunes, 13 de mayo de 2024

Una nueva planta en la Barrosa: Anchusa azurea “Feltham Pride”.

 


Espigas florales de la Anchusa azúrea junto a Iris Barbatus.

Hace unos años, durante una visita a principio de Junio a varios jardines ingleses, una planta con altas espigas florales de un espectacular color azul llamaba la atención en muchos de los parterres a finales de primavera. No tenía ni idea como se llamaba, aunque si me recordaba a una planta silvestre de diminutas flores azules o rosadas que crece muy a menudo por los caminos y prados de Asturias, el Echium vulgare.  No es extraño que se parecieran ya que son de la misma familia: las Boraginacea. Como con muchas otras plantas, no encontré ningún Vivero que las tuviera a la venta por aquí. Hace un par de años encontré las semillas a la venta en “Jelitto seeds”, las compré por Internet y la primavera pasado  germinaron unas pocas plantas de hojas peludas y poco agraciadas. Al fin, esta semana, las grandes espigas florales comenzaron a salir de la base de hojas y poco a poco  se van llenando de campanillas azules o rosadas y, ciertamente, son espectaculares, o al menos a  mí me lo parecen. Es un azul tan fuerte que parece tener luz propia y acompaña muy bien a los Iris, Siyirinchium, Weigelas y otras plantas que florecen ahora. Sin duda ha merecido la pena la espera. También he leído que esta planta no es muy duradera y suele desaparecer al año siguiente, pero al menos tengo la posibilidad de recoger las semillas o intentar reproducirla por esquejes. Ya veremos si lo consigo. Sería una pena verla desaparecer, pero así son las cosas de la jardinería. Cada día que pasas aprendes algo nuevo. Cada planta es un mundo y nunca terminas de saber lo suficiente. Tal vez por eso engancha.

 


Los Iris barbatus están en su mejor momento en azul y amarillo.


El jardín de la Barrosa cambia un poco cada año, aunque en realidad casi cambia cada día. Ya se va haciendo maduro, aunque este año acabo de añadir un nuevo parterre. Parece que siempre hay sitio para una planta más o un pequeño parterre. Llegará un momento en que tendré que decir basta, pero ese momento aún no ha llegado. Como todos los años el invernadero está a rebosar de bandejas de pequeñas plantas, algunas nuevas. Muchas de esas plantas servirán para sufragar los gastos de la “Fiesta de la Primavera” que hacemos en el pueblo todos los años a mediados de Junio. Durante un par de días haré Jornada de Puertas Abiertas y abriré el jardín a quien quiera visitarlo. Deberíamos hacerlo todos los que tenemos jardines como hacen en Inglaterra. Es la mejor forma de propagar el interés por la jardinería entre la gente, pero aquí no es muy común. Tenemos el país que tenemos y es difícil cambiar las cosas.

 


Iris y Anchusa.


Mientras, nos acercamos cada vez más al verano y a los días de calor. Este año la primavera está siendo relativamente lluviosa en Asturias pero este mes ya hemos tenido dos días de 30 grados en la Barrosa, algo totalmente impensable antes. La alternancia de días de calor con otros relativamente fríos es un vaivén continuo que altera las floraciones de las plantas y su comportamiento general. Vivimos en un caos de imprevisión y vulnerabilidad con respecto a la climatología y eso nos trae a todos de cabeza. Espero que os gusten estas fotos de la Barrosa en toda su efervescencia primaveral.



Iris barbatus blanco y Weigela.


Iris hollandicus y Digitalis purpuera.


Las flores de la Anchusa Azúrea varias del azul al rosa y cambian de color según maduran.




Los Iris se polinizan unos a otros y pueden cambiar de color. Hace años tan solo tenía un planta amarilla y ahora ya hay un montón.


En la Barrosa hay un par de "Crataegus Paul Scarlet",un espino inglés de flor rosada. Contrastan magníficamente con las Arces purpura.


Este arbusto de flor blanca es un Viburnum plicatum tomentossum mariessi.


Erigeron karvinskianus y Weigela florida.


Berberis amarillo y Rosa "Apricot Nectar".


Contraste entre la flor del Viburbum blanco y el Crataegus rosa.


Digitalis, Iris y Salvias.


Este rosal "Apricot nectar" tiene un perfume que te deja en una nube.


Pronto florecerán los Delfinios en este parterre.


Las primeras Aguileñas (Aquilegia vulgaris)


La pérgola.




El parterre de la pérgola se está haciendo ya maduro y este es su tercer año. 


Arbustos de flor blanca y Nepeta frasseni.




La parte baja del jardín va cogiendo forma. Más adelante veréis el parterre frontal que he construido este año y que cierra el conjunto.



Heucheras y Erigeron.


Iris y Nandina en la fuente.


Una vista más amplia del estanque.


Pequeño parterre junto a la casa.


Celindo en flor y formas de topiaria.



No podían faltar un par de fotos de los manzanos en floración en la pomarada.



4 comentarios:

  1. Como siempre está precioso. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Está precioso...fue un placer recorrerlo virtualmente... espero poder disfrutarlo algún día presencialmente. Graciñas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juve. Me alegro de que te guste. Si algún día vienes por aquí puedes visitarlo sin problemas.
      Un saludo

      Eliminar